Razón por la cual se generan los rechazos de trasplantes

Como es normal nuestro sistema inmunológico en forma de defensa ataca a todas las partículas extrañas que se encuentren en nuestro cuerpo, es por ello que en varias ocasiones el sistema inmunológico reconoce directamente como extraños a los órganos que son trasplantados, cuando el organismo rechaza un trasplante puede generar un problema grave, tanto así que se puede poner hasta en peligro la vida del paciente, es por ello que siempre se deben tomar las medidas necesarias para que no ocurra y en caso de que ocurra se debe realizar inmediatamente un tratamiento.

rechazos de trasplantes

Nuestro sistema inmunitario es el que se encarga directamente de la propia defensa del organismo de cara a agentes que resulten ser dañinos, ya sean internos como lo son las células alteradas o como los externos en el caso de virus o bacterias y no solo eso sino que nuestro cuerpo si o si tiene que ser lo suficientemente capaz de reconocer sus propias células para no atacarlas, este caso o proceso es el que se conoce como "tolerancia inmunológica".

La tolerancia inmunológica es la que depende directamente del sistema "HLA" o del "complejo mayor de histocompatibilidad", el cual está formado por pequeñas moléculas que son totalmente reconocidas por el propio sistema inmune.

Existen dos grupos grandes de moléculas HLA, los cuales son, las moléculas denominadas HLA-l que son dominadas como las proteínas presentes en toda la membrana que se ubica en cada célula con núcleo que se encuentran en el organismo, por ende las células que se encuentran en el sistema inmune poseen receptores para esa denominada proteína, por eso al reconocer la molécula HLA-I, directamente reconoce a las células propias y no las ataca, en cambio si esta molécula es distinta o por el contrario no está presente el sistema inmune, en manera de defensa destruye a la célula, la cual termina esparciendo sus restos que contiene otro tipo de membrana, la cual es HLA-ll, presente solo en las células inmunes.

En el caso de órgano trasplantado, el riesgo del propio rechazo es menor o mayor dependiendo de varios factores, como por ejemplo el sistema inmunitario de la persona o también dependiendo de la cantidad de sangre que puede llegar al órgano que fue trasplantado, entre otros.

Dependiendo principalmente del tiempo que haya pasado desde el trasplante pueden darse tres tipos de rechazos, el primero es conocido como rechazo hiperagudo, en este caso la reacción se genera solo durante las primeras 24 horas luego de la cirugía, esta reacción es la menos frecuente, debido a que deben existir células que resulten estar formadas específicamente contra los "antígenos del órgano", la cual ocurre justamente cuando se ha hecho contacto directo con estos antígenos, esto puede ocurrir por un error de transfusión, es decir, cuando por error se hace una transfusión de sangre de tipo incompatible.

Luego está el tipo de rechazo agudo, este generalmente ocurre en los primeros meses luego del trasplante, este es el tipo de rechazo más común, se da principalmente debido a que el sistema inmune reconoce como extrañas a las células trasplantadas y por ende en forma de defensa crea células especificas llamadas linfocitos T que son las células que se encargaran de atacar y eliminar a las células trasplantadas.

Por último está el tipo de rechazo crónico, en este caso pueden pasar muchos meses o inclusive hasta años después del trasplante para que se dé, en este caso la respuesta inmune se da con una menor intensidad, causando que con el tiempo los vasos sanguíneos se vayan instruyéndose y por ende el órgano que fue trasplantado debe ser retirado.
¿Qué opinas?